Seleccionar página

La semana pasada se desarrolló una mesa redonda moderada por el profesor Pedro Nueno del IESE, donde intervino Jose Mª Montuenga, responsable del área de consultoría en buen gobierno colegiado de STATUS EMA PARTNERS.

Aunque la sesión se hizo corta lo cierto es que salieron muchas ideas y comentarios de gran interés, algunas de las cuales te presentamos a continuación:

  • El buen consejero debe estar bien preparado y trabajar con la máxima honestidad. Quien tiene madera de consejero, con el plan de formación adecuado, puede valer para muchos tipos de empresa.
  • Hace unos años era difícil ver a consejeros asumiendo serias responsabilidades jurídicas. Hoy es bastante más normal, incluso en cuestiones de ámbito penal.
  • Aunque la tendencia es creciente, hay mucho recorrido para profesionalizar la selección de consejeros recurriendo a firmas de executive search.
  • El gobierno colegiado, no es tanto el “gobierno de los mejores” sino el de los que tienen la mejor visión de lo que ocurre en la empresa.
  • La colegialidad hace que más ojos estén pendientes de ver lo que ocurre. Es importante que esos ojos no estén ciegos o tapados…que la información pueda llegar completa y veraz a la cúspide de la organización.
  • El papel del presidente del consejo es fundamental, no sólo para tomar decisiones, sino también para coordinar, planificar, hacer trabajar al consejo como un grupo, fomentando la iniciativa.
  • Las decisiones deben basarse en ese trabajo colegiado, e intentar que aglutinen el máximo consenso. Una vez hay acuerdo, por consenso o por mayoría, es de todos.
  • Si es necesario y posible, se aplazan decisiones para fomentar mayor reflexión y convencimiento común.
  • Si algún consejero no lo puede asumir y no está en disposición de seguir forzando el debate, dependiendo de la importancia del tema, debería plantearse la dimisión.
  • El consejo es un órgano de actuación mancomunada. Debe mostrar unidad, aunque internamente puedan existir opiniones diferentes. La colegialidad trata de sacar lo mejor de todos y del debate interno.
  • El consejo debe disponer de herramientas para una buena evaluación de su forma de trabajar, es decir, una revisión hecha por terceros, con una metodología más profesional que impida la endogamia.
  • La incorporación de mujeres en los consejos de administración se ha acelerado en los países de nuestro entorno que han adoptado cuotas y sanciones.
  • El sistema ha funcionado, aunque la mayoría de nuevas incorporaciones lo han sido como consejeras independientes, no ejecutivas.
  • Naturalmente, con o sin cuotas, la presencia de mujeres en consejos se irá extendiendo de forma progresiva a medida que se incorpore nuevo talento femenino en puestos de dirección.
Call Now Button
Abrir chat